Diferencias entre el Coaching y la Psicología

Diferencias entre el Coaching y la Psicología ¿Cuál es mejor?

Las diferencias entre el coaching y la psicología es una de las principales preguntas que recibo a diario de posibles clientes y de personas externas a ambos mundos que desconocen qué es el coaching cuando explico a lo que me dedico profesionalmente.

Habiendo iniciado la carrera de psicología por la UNED y dedicándome al coaching de manera profesional creo que puedo proporcionar una visión objetiva, neutral y clara. Especialmente sin tener ningún particular interés en desprestigiar ninguna de las dos opciones.

La mayoría de artículos que he encontrado sobre la temática o bien están escritos por psicólogos o coaches. Los primeros hablando de las maravillas de la psicología y el intrusismo del coaching. Los segundos buscando generar clientes a cualquier precio, afirmando que pueden hacen frente a prácticamente cualquier tema o asunto, sin muchas veces contar con la formación necesaria.

Diferencias entre el coaching y la psicología: ¿Son lo mismo? 

La respuesta debería ser para todos clara: NO. No son lo mismo y no deberían pretender serlo aunque tienen aspectos similares.

Base de estudio

Ambas tienen cosas en común el estudio de aspectos que afectan a los seres humanos como sus creencias, valores, entorno…etc.

Sin embargo el nivel de profundización en estos aspectos no son ni siquiera semejantes.

Mientras que la psicología ofrece un estudio minucioso en cada uno de estos aspectos, pudiendo conectar determinados mecanismos de comportamiento, pensamiento o personalidad.

El coaching muestra una visión más superficial sobre estos, pudiendo ver ‘bloqueos’ pero sin necesidad de entrar en ellos para resolverlos.

Relación de ayuda

Tanto el coaching como la psicología tienen en común el deseo de ayudar a las personas, siendo en ambos casos imprescindible la escucha y la entrega.

En este sentido, mientras que la psicología está más centrada en el estudio de todos los aspectos que condicionan la mente humana, el coaching en su formación presta mucha atención a la manera de relacionarse con el cliente, generar confianza, trabajando la presencia y escucha plena.

En este sentido, muchos psicólogos pueden poseer estas habilidades de manera innata o bien resultar más fríos que un coach en su relación con el otro por falta de formación al respecto.

Metodología

Psicología

La psicología no posee una metodología concreta y específica. A lo largo de la historia, se han ido proponiendo distintas maneras de abordar a los pacientes o clientes aplicando distintas corrientes como la terapia humanística, cognitiva-conductual, Gestalt…etc.

Cada una propone una manera diferente de ayudar según a las preferencias del psicólogo y como considere que puede ofrecer un mejor servicio. Muchas personas que han tenido malas experiencias en psicólogos han tendido a afirmar que la psicología ‘no funciona’. Cuando en realidad tal vez haya sido un problema del tipo de terapia que ha recibido que o bien el propio cliente no creía en ella o no se ajustaba a lo que buscaba.  

La duración de la terapia psicológica dependerá del cliente y de la opinión clínica del psicólogo. Para poder garantizar el éxito de una terapia el psicólogo explicará y propondrá técnicas o estrategias que puedan ayudar al cliente a salir de la situación en la que se encuentre.

Coaching

Por otro lado, el coaching tiene una metodología muy concreta y específica orientada a los resultados. Esta se rige por el método GROW al que se acogen diferentes asociaciones de coaching. Destaca la International Coaching Federation (ICF) que regula el buen hacer del coaching a nivel internacional.  

La duración de un proceso de coaching suele ser relativamente corta teniendo normalmente una duración máxima de 10 sesiones, dependiendo de la opinión del cliente y coach. El éxito de un proceso de coaching no se basa en proponer técnicas o soluciones. Sino en que el propio cliente sea capaz de descubrirlas por sí mismo acompañado.

Temática

¿Puede un psicólogo y un coach tratar cualquier tema? La respuesta es que no.

Psicología

Dentro de la psicología existen diferentes especializaciones, siendo las principales: empresa, clínica o sanitaria, educación e intervención social.

Cada una de ellas está enfocada a diferentes aspectos del ser humano y teniendo diferentes salidas profesionales. Sin embargo, aún así, existe en algún caso intrusismo entre los propios psicólogos abordando especializaciones que no les corresponden.

Existe también la creencia de que la psicología solamente sirve para patologías mentales. Cierto es que en ese caso, debería únicamente considerarse la ayuda de un psicólogo y psiquiatra si fuese necesario, NUNCA un coach.

Sin embargo, la psicología trata también otros aspectos a mayores, proponiendo una visión de la persona en su totalidad. Viendo como sus patrones mentales afectan las diferentes áreas de su vida, sus relaciones, emociones. Proponiendo una solución o técnica efectiva que ayuda a la persona en sus totalidad, generando bienestar y promoviendo cambios sustanciales.

Ejemplos de temas a tratar en psicología: Ansiedad; pensamientos suicidas; bullying; desórdenes alimentarios; gestión emociones…etc.

Coaching

Considerando el coaching, es posible también encontrar diferentes especializaciones o tipologías como el coaching ejecutivo, de equipos, deportivo… etc.

Sin embargo, al ser una práctica menos regulada no existen especializaciones exactas sino que van surgiendo en base a su efectividad y popularidad. Dentro del mundo del coaching existe un altísimo intrusismo no sólo con la psicología sino entre coaches, trataré esto en el siguiente punto.

La temática a tratar suele ser mucho más específica, a corto o medio-plazo y orientada a resultados o a desbloquear situaciones puntuales. A través de una metodología concreta que plantea el fortalecimiento de los recursos del cliente así como la incorporación de habilidades y alternativas útiles que no se habían contemplado.

Ejemplos de temas a tratar en coaching: Escribir un libro; Cambiar trabajo; Descubrir talentos; Perder miedo hablar en público; Aceptar cambios como cambio de país o poner fin a una relación…etc.

Intrusismo

Este es quizás el problema principal que ha despertado el mayor debate entre la utilidad y competencia entre el coaching y la psicología.

¿Existe intrusismo entre ambas? La respuesta es SI y MUCHO, aunque no sólo entre ambas sino también entre sí mismas.

Como he destacado en el punto anterior muchos son los psicólogos y coaches que sin estar especializados en algún aspecto concreto deciden abarcar todo tipo de temáticas sin ser realistas y objetivos sabiendo de sus limitaciones.

A mayores, dentro del mundo del coaching existen falsos coaches, debido a la falta de regulación oficial. Existen muchas personas que SIN formación en coaching y sin seguir su metodología se atribuyen esa etiqueta siendo en realidad emprendedores o mentores de alguna temática que dominen. NUNCA deberían ser considerados como coaches, dañando profundamente la imagen del coaching.

Con respecto al intrusismo entre la psicología y el coaching es incluso mayor aún, viniendo principalmente de los falsos coaches y que lejos de entender la profesión lo visualizan como una fuente de ingresos.

En la actualidad existen muchas personas dedicadas al mundo del coaching, especialmente en un enfoque espiritual, que creen que pueden ayudar a todo el mundo, tratando patologías o aspectos que configuran la identidad de la persona sin tener la formación y los recursos necesarios para ello.

En este sentido, considero que los psicólogos tienden a la generalización afirmando que el ‘coaching no sirve para nada y toca aspectos que no corresponden’ cuando no son ellos sino los que verdaderamente nos dedicamos a esto de manera profesional y sin intrusismo, los principales afectados de la falta de responsabilidad y ética deontológica.  

Profesionalidad, Responsabilidad y Ética deontológica

Tal y como he explicado, el problema del intrusismo no afecta solamente a los psicólogos que creen que los coaches invaden su campo de actuación. Sino que a quién afecta realmente es a personas que nos dedicamos al mundo del coaching teniendo la profesionalidad, la responsabilidad y la ética deontológica necesaria.

Al igual que existen psicólogos que por miedo a no encontrar futuros clientes alargan innecesariamente las terapias, existen muchos coaches que emplean las mismas técnicas, fomentando la co-dependencia del cliente con el psicólogo o el coach.

Creo que en cualquier relación de ayuda debe primar el enfoque en el cliente y en que pueda generar los cambios necesarios en el menor tiempo posible y reconociendo nuestras limitaciones.

Considero que la psicología y el coaching son complementarios, más abajo expondré mis motivos. Tanto un psicólogo como un coach debería tener a mano el contacto del otro para tratar determinadas circunstancias y derivar si fuese necesario. No hay mayor profesionalidad que reconocer hasta donde se puede proporcionar ayuda y poner el contacto a la persona con otra que se adapte lo mejor posible a sus circunstancias.

Así como existen coaches que realmente se dedican a esto con profesionalidad y son capaces de derivar a cliente a psicólogos, rara vez he visto lo contrario, fomentando también el intrusismo por ejemplo, en el desarrollo de habilidades para las cuales los psicólogos no tienen la formación pertinente.

Formación

La formación es otro aspecto clave a tratar a la hora de ver las diferencias entre ambas.

La psicología en España requiere 4 años de formación en un Grado Universitarios. Unido a esto 1 o 2 años de o bien preparación del exámen de oposición pertinente, llamado PIR que permite ser psicólogo público sanitario. O un máster en psicología clínica o terapia específica que se quiera implementar en el futuro.

El mundo del coaching está menos regulado a nivel formación. Actualmente existen programas o bien de Máster Universitario o en escuelas especializadas en coaching. Mientras que muchas ofertas de formación en coaching son válidas, hay otras cuya calidad no está reconocida. Estos contenidos a pesar de recibir el nombre de coaching nada tiene que ver con este tipo de prácticas.

¿Cómo saber qué formación de coaching es realmente coaching?

Guíate por la certificación. Si un programa de coaching está avalado por la International Coaching Federation (ICF) y/o Asociación Española de Coaching (ASESCO) quiere decir que es REALMENTE coaching.

Cualquier otra escuela o máster que se venda como tal y no esté avalando por al menos una de las dos asociaciones quiere decir que principalmente te están vendiendo algo creado por ellos. No se ajustará a la metodología de coaching como tal y por lo tanto entrarían a formar parte de los “falsos coaches” de los que hablaba anteriormente.

A nivel comparativo la formación de psicología está estructurada siguiendo unos conocimientos específicos y minuciosos de la mente humana que permiten entender a los seres humanos de manera completa. Sin embargo, la formación REAL en coaching consiste en una visión general de cómo funcionan los seres humanos, la interiorización de un método (GROW) así como de herramientas útiles complementarias para la ayuda como podría ser la Programación Neurolingüística (PNL), el coaching sistémico o herramientas complementarias.

Considero que la formación es clave para cualquier profesión y por lo tanto, independientemente de lo que hayas estudiado, deberíamos todos seguir formándonos para poder ofrecer servicios mejores y ser grandes profesionales.

Regulación

Otra de las principales diferencias entre la psicología y el coaching es la regulación de ambas.

La psicología española cuenta con un Colegio Oficial de Psicólogos que establece unos criterios de profesionalidad, un código deontológico y una habilitación a nivel nacional.

El mundo del coaching en España carece de regulación oficial. Sin embargo, tanto en España como en otros países se considera la International Coaching Federation (ICF) como organismo regulador de esta práctica y sello de calidad formativa. Por ese mismo motivo, si estás considerando hacer coaching en este momento de tu vida, busca a un coach cuya formación o titulación esté reconocido por la ICF.

Entonces… ¿es mejor un psicólogo o coach?

Depende del momento de tu vida actual y lo que estés buscando actualmente.

Desde mi punto de vista personal creo que la competición psicología vs. coaching es absurda y para mi, resalta la falta de profesionalidad de ambos. Ambas son NECESARIAS y COMPLEMENTARIAS teniendo MUY claros los límites de cada una y siendo lo suficientemente responsable como para derivar casos que no corresponden a cada uno.

Bajo mi experiencia, he visto como personas con patologías han conseguido salir de ellas gracias a la psicología. En sus últimas sesiones han sido recomendados ir a coaches para conectar con sus recursos, desarrollar sus habilidades y recuperar la confianza en uno mismo. Así como personalmente, he derivado casos como por ejemplo de adicciones o trastornos alimenticios a psicólogos por sobrepasar mis competencias profesionales.

Si estás pensando en buscar un psicólogo o un coach: 5 recomendaciones

El foco debes ser tú

Si sientes que el psicólogo o el coach está más pendiente en demostrar qué campo es mejor, no te escucha lo suficiente, sientes que no hay confianza o hay algo dentro de ti que te dice que no es lo mejor: CAMBIA. Busca otro profesional que pueda ofrecerte la ayuda que necesitas.

Formación

Busca personas con la carrera y máster o PIR en psicología y personas cuya formación en coaching esté avalada por ICF y ASESCO. Si no cumplen estos requisitos estás enfrente de un FALSO coach o un psicólogo sin haber terminado su formación.

No te limite o encasille

Tanto en el coaching como en la psicología, suele darse el fenómeno que yo denomino como ‘etiqueta’. Nada más hablar contigo ya saben TODO lo que te pasa y PROMETEN resolverlo. En una relación de ayuda nunca existe un 100% de probabilidades de que vaya a funcionar igual para todos.

Bonos de sesiones sin reembolso

Muchas veces los psicólogos y coaches utilizan esta técnica para garantizar que vuelvas a la consulta.

Desde mi perspectiva profesional proponer bonos sin reembolso en caso de no utilizarlo denota una falta de confianza hacia el cliente y es una manera de condicionarle.

Personalmente prefiero tener un precio por hora y que sea el cliente el que libremente decida volver, obligándome a mí misma a dar el 100% en mis sesiones sabiendo que en cualquier momento puede decidir abandonar el proceso.

Si te han vendido un bono de sesiones, has logrado lo que has querido antes de gastarlo y no te reembolsan el dinero, considero que es bastante estafa hacer perder tiempo y dinero a la persona.

Crea en tí

Sin duda, esta para mi es una de las características principales. Ai un psicólogo o un coach no cree en ti, SAL DE AHÍ.

Este tipo de relaciones de ayuda debe ser beneficioso para ti. Se debe generar un clima de confianza, de entrega. Debes sentir que la persona que has elegido para que te acompañe considera que puedes lograr salir del bloqueo o del problema en el que te encuentras.

Recomendaciones

Lee lo que otras personas han experimentado y sentido a la hora de realizar sesiones con esa persona que has considerado. ¿Te gusta lo que dicen?, ¿Le han dado importancia a aspectos que para ti son clave? Entonces es muy probable que sea la persona adecuada. 

Conclusión

A pesar de que actualmente haya todavía disputas entre la psicología y el coaching, ambos campos bien entendidos son ciencias complementarias. Apoyadas la una en la otra teniendo muy en cuenta la profesionalidad de ambas y NO fomentando el intrusismo.

Si en el futuro se pudiese conseguir la desaparición del intrusismo a través de un mecanismo de denuncia de los FALSOS coaches, estoy convencida de que aumentaría el bienestar de la sociedad poniendo a su disposición distintos tipo de ayuda efectivos en cada terreno.

¿Te ha gustado?

Si te ha gustado este post te animo a que lo valores y compartas en las redes sociales.

[kkstarratings]

¡Muchas gracias!

Anuncios

Published by

Celia de la Hoz Sacasa

Experta en Coaching Profesional acreditado por la International Coaching Federation (ICF) y la Asociación Española de Coaching (ASESCO). Mentora de habilidades interpersonales y comunicación (soft skills).

¿Qué te ha parecido?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.